45 cosas sobre mi

Érase una vez alguien que de pequeño estuvo escondido en un armario, era una persona tímida, inteligente y muy sensible, un día decidí salir del armario para marcar la diferencia y triunfar como la coca cola y convertirme en un supertalent.

En mi camino aprendí muchas cosas, de telecomunicaciones la alegría de vivir, de diseño la importancia de la estética y la imagen, de la comunicación mi capacidad para persuadir, de la publicidad que hay que llamar la atención y suscitar el interés, de las RRPP el poder de la seducción y el networking, de marketing que todo tiene un precio y que nunca me vendería barato…

De trabajar en una agencia descubrí que no es oro todo lo que reluce y que si sabes mentir puedes conseguir mejores resultados, del B2B la capacidad de desarrollarme y trabajar bajo presión y de gran consumo que se puede trabajar muchas horas y divertirte con un trabajo siempre y cuando estés motivado…

Mi camino me ha servido para aprender muchas cosas y cumplir mis sueños, visitar los cinco continentes, mis ciudades fetiche (Sydney, NY, Copenhague, San Francisco, Panamá, Ciudad del Cabo…), vivir todo tipo de aventuras (ballenas en en Índico, bucear en la gran barrera de coral, visitar un glaciar en Nueva Zelanda y skiar allí, las pirámides maya, el desierto de Wadu Ras, la ciudad de Palmira, subir a las pirámides de Egipto y de Méjico, escalar los más de 5900 metros del volcán Cotopatxi de Ecuador, desconectar del mundo en las islas San Blas, bañarme en Iguazú, navegar en las islas Pi Pi, cruzar el triángulo de Oro, empezar el año en Río de Janeiro vestido de blanco y en una favela, la montaña rusa más rápida del mundo en Abu Dhabi, beber te en Sri Lanka, cruzar el amazonas y el missisipi, nadar con mantas y tiburones en Bahamas, bañarme con tiburones, saltar en paracaídas y hacer puentign, bañarme en la piscina más peligrosa del mundo….), casarme y sobretodo escribir dos libros…

Y sobretodo saber que me quedan muchos sueños para cumplir todavía….¿viviré para contarlos?

La formación y la educación me han dado mucho más de lo que he podido ofrecer, después de más de 18 años formando a jóvenes, profesionales, maduros, estudiantes, de cientos de conferencias, clases y seminarios…sólo puedo decir gracias por dejarme compartir mi conocimiento y por escucharme y transmitirme que bello es vivir y que pese a todo el ser humano es grande!

¿Había dicho 45? Creo que ya me pasé….